domingo, 7 de octubre de 2012

Cutículas: cuidados y manejo.

¡Buenas a todas! Hoy vamos a hablar sobre una parte de nuestras uñas, a veces algo problemáticas, a veces desconocidas: las cutículas.

Para empezar ¿Qué son las cutículas?
Son las capas de piel que cubren el nacimiento de las uñas. Son un poco más blandas que la piel del resto de la mano, y también algo más finas. Su anchura y grosor depende de cada persona.

¿Y para qué sirven? 
Hacen de barrera, protegiendo la unión entre la uña y la piel de la mano, para prevenir infecciones y agresiones externas.

Entonces...¿es seguro cortalas?
De ninguna de las maneras. Repetiré esto todas las veces que hagan falta: NUNCA cortéis las cutículas, pues estaréis abriendo paso a infecciones, ya que estáis destruyendo la barrera protectora que forman.  Este tipo de acciones pueden dar lugar a padrastros, infecciones en la base de la uña, escozor...
Por lo tanto, ¿son estos instrumentos adecuados para una manicura?



En absoluto. No contéis con ellos para el cuidado de vuestras uñas.



Ahora bien, si no debo cortarlas, y las tengo algo grandes, ¿cómo puedo cambiar su aspecto?

Usando otros instrumentos más delicados, que no cortan la cutícula sino que la empujan hacia atrás. Para esto podemos usar palitos de naranjo o empuja-cutículas.






Para hacer este proceso más sencillo, existen ciertos productos que pueden ablandar las cutículas antes de empujarlas. Es el caso de las pastillas efervescentes especiales para esta zona de la uña, que se disuelven en agua templada, donde luego mantenemos las manos en remojo un tiempo. También hay productos de aplicación directa en seco.



No olvides, como paso final, usar una crema hidratante (específica o de manos), para hidratarlas.



Supongo que algunas de vosotras os preguntaréis...¿Es necesario que empuje mis cutículas si éstas son pequeñas y no suponen una molestia? 
Si es vuestro caso (como el mío), no hay necesidad de modificar vuestras cutículas. Lo que sí es importante es que las mantengáis hidratadas y cuidadas.

En fin, aquí concluyo mi breve entrada de hoy. He querido daros una pequeña idea de cómo manejar esta tarde de nuestras uñas, que a veces resulta algo molesta y que no solemos conocer demasiado. Espero que el resultado os guste y os aclare algunas dudas.

¡Nos vemos!

3 comentarios:

  1. Uauuu!!! Que interesante!!! Genial, como siempre!!! Besos!!!!

    ResponderEliminar
  2. Una entrada muy útil!!que de chicas se quitan las cuticulas sin saber lo malo que es!Bsts!

    ResponderEliminar
  3. Una entrada muy interesante!
    Te sigo.
    Saludos

    ResponderEliminar